Cirugía plástica, la nueva gran jugada del futbol

EL UNIVERSAL

Ciudad de México.- El rostro de Héctor Herrera es uno de los más conocidos en el futbol de Europa y en el balompié de México, pero es cierto que desde hace unas semanas luce una cara con una franca mejoría estética.
Su estilo de jugar no ha cambiado en nada, pero su faz es literalmente otra. Se dice que se realizó una rinoplastia para arreglar su nariz y una otoplastía que llevó sus orejas hacia atrás.
Todo esto es cierto y el cirujano plástico Gustavo González Zaldívar cree que el mediocampista “se hizo otros arreglos en pómulos y en la piel”. La transformación estética, dice el médico “me parece perfecta, porque la idea global es cómo se ve, luce varonil, su corte de pelo es diferente, se tiñó el cabello. Su cara es simétrica, tirándole a guapetón”.
Herrera es un hombre que hace muy poco lucía un rostro duro, con ciertas imperfecciones, pero como lo hace en el campo de futbol juega con las oportunidades.
Un buen pase. Héctor tomó una decisión importante para lograr una mejoría integral, que es lo que la gente busca cuando se anima a ir al cirujano plástico, señala puntualmente González Zaldívar.
El paciente llega con alguna idea de arreglar la nariz, pero “nuestra obligación es decirle qué otras mejoras requiere, ya es decisión del paciente si las acepta o no”.
“Se trata de hacer una mejor versión de ti mismo, no ser otra persona. Y que tenga la confianza con el médico para si se decide hacer un cambio lo haga totalmente consciente”.
Verse bien y sentirse mejor es algo que cada día preocupa a más personas, en esto “hay un fondo de vanidad que, por la educación machista… da pena decir que te hiciste un cambio”.
Cambio de juego. El miedo al qué dirán es grave. El doctor González Zaldívar señala que afortunadamente cada vez es más común que la gente diga que se hizo alguna operación porque no le gustaba su aspecto.
En la actualidad, los procedimientos estéticos reflejan un estilo de vida del siglo XXI.
El cirujano subraya que el cambio estético puede ser por vanidad, para verse mejor, incluso por cuestiones de trabajo, ya que como te ven te tratan.
Gustavo González afirma que “la fuerza de la imagen personal importa, psicólogos dicen que es una buena señal cuando alguien es más cuidadoso de su aspecto, eso le da confianza”.
Es complicado saber si alguien que se hace un cambio anda con baja autoestima, pero “las personas sí saben cuándo no están contentas con su aspecto y hacer algo por verse mejor es lo correcto”.
El experto médico señala que es muy importante verificar que quien realice los procedimientos sea un médico certificado, “hay mucho charlatán y se conocen muchas historias de terror”. El tratamiento debe ser en un hospital o clínica que cuente con todo el equipo necesario”. La rinoplastia y autoplastia se pueden hacer en un mismo día.
“Una cirugía estética es una decisión personal, el paciente debe estar muy consciente de que va a experimentar un cambio y que lo quiere”, finalizó.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*