Rockies y Cubs, por su última oportunidad

EL UNIVERSAL

Ciudad de México.- Cualquier otro día, este espacio destacaría el sexto título divisional consecutivo de Dodgers o el tercero en la historia de Brewers, pero los perdedores de este lunes son los protagonistas.
Con 163 juegos encima, a causa del desempate para coronar y definir a los comodines de la Liga Nacional, Cubs recibirá a Rockies en una noche sin margen de error.
Bienvenidos a los Playoffs de Grandes Ligas. Bienvenidos al drama de un encuentro que marcará el final para una organización y la continuación del camino dorado para los vencedores.
El duelo será de zurdos. Kyle Freeland por la visita y el veterano Jon Lester por Cubs.
La ventaja de localía adquirió plusvalía como un terreno con pozo petrolero. Jugar en Wrigley Field provoca un desgaste en Rockies que dos días voló de Denver con la triste escala en Los Ángeles para cruzar unas cuantas horas después medio país y aterrizar en la ciudad de los vientos.
Colorado y Chicago tendrán una segunda oportunidad, luego de desperdiciar un juego con ADN de postemporada, pero sin la tragedia del adiós con el out 27 y la pizarra en contra.
Si bien Rockies y Cubs no son una constante de MLB, no son ningunos desconocidos. Esta temporada se enfrentaron seis veces y dividieron triunfos.
En la rivalidad histórica, la novena de Chicago tiene 100 triunfos por 98 de Colorado.
Lester (18-6, 3.32 efectividad) ha sido un príncipe valiente, al sumar su quinta campaña con al menos 32 aperturas. Lester tiene récord de 7-4, con 3.32 de efectividad en Wrigley Field. Será la décima ocasión en la que abre el primer juego de la postemporada para su equipo.
Jugando su segundo Juego del Comodín de la Liga Nacional seguido, los Rockies mandarán a Freeland (17-7, 2.85 efectividad) con tres días de descanso.
Freeland nunca ha lanzado en la postemporada, pero tiene una cadena de 11 aperturas de calidad seguidas y tiró siete sólidos innings contra Chicago el 30 de abril en la derrota 3-2 de Colorado.
Mientras Wrigley Field se convertirá en un reino donde la histeria estará en cada lanzamiento, en Los Ángeles, los Dodgers respiran tranquilidad al defender la supremacía en el Oeste que parecía en extinción y Milwaukee borracha al brindar con tanta cerveza.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*